CARCOMA

Definición

¿QUÉ ES LA CARCOMA?

La carcoma es una especie de insecto perteneciente a la familia de los escarabajos xilófagos que atacan la madera. En su desarrollo, pasa por varias fases, siendo una de ellas la larvaria, la cual es la causante de las perforaciones de galerías y alimentación de la madera. La carcoma en Ávila puede ser un peligro para los ciudadanos. En algunas zonas también reciben el nombre de “polillas de la madera”.

En Sixsa te contamos algunas características que te ayudarán a identificar las consecuencias que deja este insecto:

  • Los escarabajos más adultos dejan sus huevos en los pequeños huecos de la madera. Dependiendo de dónde los depositen es más grave o menos. Si, por ejemplo, están en una leñera, no habría problema con la carcoma en Ávila. El problema ocurre cuando lo hacen en zonas de casa como los muebles, los suelos, las vigas…
  • Sus larvas eclosionan y se convierten en las causantes del deterioran la madera mientras que se alimentan. Según la especie que sea, su ciclo puede alargarse hasta durante 7 años.
  • Las larvas de la carcoma se convierten en pupas. De estas pupas salen los adultos, los cuales, necesitan salir en la superficie mediante los agujeros.

Si no se realiza con cuidado y con un control exhaustivo de la plaga, seguirán trabajando en la creación de agujeros. Esto destroza la madera de su casa y se prolonga de una generación a otra. Actúan de forma muy similar a las termitas devorando las termitas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA CARCOMA

HAY DISTINTOS TIPOS DE CARCOMA

Anóbidos (Carcoma Pequeña)
Estas larvas se curvan ligeramente y tienen pelos muy finos en su superficie. Su tamaño medio suele oscilar entre los 0,6 y los 1,2 cm. Tienen tres pares de patas y una mandíbula dentada muy característica. Estas larvas depositan sus huevos en los pequeños huecos y grietas de la madera, durante un período que varía entre 1 y 3 años, la duración de este tipo de larva. Sus adultos son escarabajos de color café rojizo.

Se encargan de infectar la madera seca, especialmente la de pino y la de abeto. Los orificios que se generan en la madera son redondos con un diámetro de una longitud entre 1,6 y 3 mm.

Líctidos
Los líctidos larvas poseen una parte del cuerpo de mayor tamaño que la otra. Y, al igual que el tipo anterior, tienen tres pares de patas. Su cabeza es blanca y las mandíbulas tienen un color café oscuro.

Tienen un desarrollo de 3 meses a 1 año. Sus adultos son muy pequeños, aplanados y con un tono rojizo. Es muy poco frecuente encontrarlas en un tipo de madera con un porcentaje de humedad mayor a 6. Su madera preferida suele ser la de roble, fresno, nogal, olmo y la encina. A veces también atacan al bambú.

Provocan un polvo muy fino que procede de la madera con la que se alimentan. Y, además, provocan un agujero entre 0,8 mm y 1,6 mm de diámetro.

Cerambícidos (Carcoma Grande)
us larvas son de gran tamaño, desde 1,2mm a 10mm. Su cuerpo es alargado, tiene un color crema y la parte posterior de su cabeza se encuentra metida en el cuerpo.

Tienen un período de desarrollo muy largo, superior a 1 año. Los adultos de esta especie son muy grandes (12-75mm), con un color café, gris o negro y, además, tienen unas antenas largas y muy finas.

Este tipo de insecto depositan sus huevos en las grietas presentes en las cortezas. Se diferencian de las anteriores porque depositan sus huevos en madera que está recién cortada. Así, pueden atacar tanto la zona dura como la suave y hasta el duramen del árbol, es decir, la zona más dura y resistente).

Su infestación puede ser reconocida por unos agujeros grandes y ovalados en la madera (6-10mm) y por un polvo grueso y fibroso. No son una especie que infesta la madera de forma habitual.

“LA SEGURIDAD AMBIENTAL ES COSA DE TODOS”