PLAGAS DE POLILLAS

CONTROL DE PLAGAS DE POLILLAS EN HOGARES O NEGOCIOS

QUÉ TIPOS DE POLILLAS EXISTEN

Existen muchos tipos de polillas; no obstante, los tres tipos habituales que se instalan en nuestros hogares son la polilla de la ropa, la de la madera y la de la comida. Se propagan rápidamente, y pueden ocasionar graves destrozos en ropa y muebles, por ejemplo. Si crees que tu hogar o local están siendo atacados por una plaga de estos insectos, ponte en contacto con nuestra empresa.

  • Polilla de la madera. Este tipo de polillas son las que se instalan en todos los enseres de madera que tengamos por casa, como son muebles, puertas o ventanas.
  • Polilla de la ropa. Las polillas de la ropa adquieren su alimento de tejidos naturales como la piel, la lana o la seda. Ponen entre 50 y 200 huevos, y anidan en los cajones e interiores de nuestros armarios.
  • Polilla de la comida. Las polillas de la comida más comunes en las cocinas son la de la fruta seca y la de la harina. Son capaces de poner entre 50 y 400 huevos. Para prevenir la aparición de este tipo de polilla debemos evitar tener estos alimentos al descubierto.

MEDIDAS RECOMENDADAS

Erradicación DE PLAGAS DE POLILLAS

Dependiendo del tipo de polilla que tengamos que tratar, es recomendable tomar unas medidas u otras:

  • Polillas de la ropa. Debemos lavar toda la ropa o textiles a 60ºC y posteriormente envasar la ropa en plástico, preferiblemente al vacío. Además, el olor a lavanda desagrada a estos insectos, por lo cual es recomendable introducir sacos de lavanda en nuestros armarios.
  • Polillas de la madera. Se recomienda frotar los muebles con aceite de laurel. Este aceite consigue acabar con este tipo de insectos.
  • Polillas de la comida. El mejor remedio es que envasemos bien toda la comida y limpiemos regularmente las encimeras, armarios y suelos de la cocina o despensa.

“LA SEGURIDAD AMBIENTAL ES COSA DE TODOS”